Arriba: Nuevos amigos y contactos después del Foro Mundial del Agua 2018 en Brasilia.
Llegando en la madrugada a Brasilia, me amaneció cuando sonaron fuertes golpes en la puerta de mi habitación. Fuertes! Y luego una voz: “Carlos, vienes a la inauguración del Foro Mundial del Agua?” El llamado de mi buen colega de Akvo, Bert Diphoorn. Así lo conocí, dando la aireada primera llamada para comenzar una gran semana de contactos con entidades nacionales, internacionales, de gobierno y organizaciones civiles presentes en el evento de mayor trascendencia en materia de agua a nivel mundial. Una semana cargada de sabor carioca, sonrisas y una muy buena energía.

Ese día, el Lunes 18 de Marzo, inició el Foro Mundial del Agua 2018. Además de las cinco sesiones en las que participaría Akvo, teníamos nuestro espacio en el Pabellón Holandés para contar la experiencia que hemos acumulado en la última década. Una vitrina para buscar replicar los casos de éxito en Latinoamérica.


Akvo en el Foro
  

Akvo busca participar de estos espacios internacionales y participar en paneles para hablar y marcar la tendencia en innovación digital en proyectos relacionados al agua:

Sesión 7.A.2 – Compartir innovaciones tecnológicas, sociales y financieras

La sesión buscaba responder cómo se pueden llevar a escala las innovaciones digitales en monitoreo de proyectos de agua, y cómo se pueden replicar aún más las innovaciones a gran escala en otras geografías del mundo. Durante esta sesión Akvo destacó algunas de las innovaciones más prometedoras que hemos desarrollado utilizando teléfonos celulares al igual que la importancia de estimular el intercambio de buenas prácticas, promover datos abiertos con responsabilidad, fortalecer de capacidades locales para manejar y utilizar datos, e impulsar el uso de softwares de código abierto.

Arriba: Ethel Mendez compartiendo innovaciones tecnológicas y sociales en monitoreo de agua para la toma de decisiones.

Sesión 8.C.1- Uso de tecnología de telefonía móvil, tecnología de sensores, teledetección, drones y modelado en el monitoreo y la gestión del agua

Existen muchas Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) que benefician al sector de agua y saneamiento y aumentan la capacidad de los administradores del agua para administrar mejor el recurso. Esta sesión apuntó a presentar algunas de las innovaciones más prometedoras. Akvo contribuyó su experiencia utilizando dispositivos móviles para recolectar datos, medir la calidad del agua, y fortalecer capacidades en el uso de datos. Esta sesión tuvo una asistencia sin igual. Díez minutos antes de abrir las puertas del salón donde se llevaría a cabo había cerca de 400 personas esperando ingresar al salón, el cual tenía capacidad máxima para 30 personas. Ante tan grande grupo de personas, los organizadores cambiaron el salón y nos trasladaron a un gran auditorio que invito a más curiosos, especialistas y tomadores de decisiones locales e internacionales para conocer nuestra experiencia, herramientas y soluciones.

Arriba: Presentación de Ethel Mendez en el panel de Uso de la tecnología de telefonía móvil, tecnología de sensores, teledetección, drones y modelado en la supervisión y gestión del agua.

Sesión 8.C.3 – Código abierto y Big Data para la eficiencia en el uso del agua y la gestión sostenible

Esta sesión no sólo trató de abordar los desarrollos recientes en proyectos de código abierto y big data relevantes para el sector del agua, sino que también trató de mirar hacia el futuro de las TIC y hacer algunas reflexiones “fuera de la caja de agua”. Representantes de los servicios geológicos de Francia y Estados Unidos presentaron los servicios que ofrecen poniendo a disposición datos satelitales y modelos de análisis, mientras que otros panelistas presentaron ejemplos concretos sobre cómo están utilizando herramientas de código abierto, sus ventajas y limitantes. Akvo cerró el panel haciendo una reflexión sobre la importancia que tienen los datos abiertos y herramientas de código abierto en reducir asimetrías de información y poder avanzar hacia la democratización en el uso de información para la toma de decisiones.

Sesión Especial – Monitoreo del Agua: Instrumentos y mecanismos para el monitoreo participativo de la calidad del agua en zonas rurales y peri-urbanas

Aquí presentamos los avances de Akvo en materia de innovación digital y monitoreo en los proyectos que buscan tener un impacto en el bienestar de la población y los proyectos en materia del agua. Hablamos de cómo nuestra solución ha podido ser escalable gracias al involucramiento de la sociedad civil, la funcionalidad con celulares Android y la facilidad de recolección de información sin internet, mientras accede luego a una fuente de internet o wi-fi. Estuvimos también conversando sobre los nuevos retos: ¿qué hacer con estos datos? Una opción es crear gráficas, visualizar los datos y comunicarlos de tal manera que ayudemos a nuestros aliados a entablar un diálogo abierto y transparente para dar a entender el impacto que desean realizar o están realizando mediante sus acciones con Akvo.

Sesión Informal: De Datos a Decisiones

El pabellón holandés sirvió de escenario para compartir la experiencia de Akvo en capturar y comprender de manera más eficiente los datos del agua. Utilizando ejemplos de países de África occidental y de la India, presentamos el proceso que Akvo facilita desde el momento en que se identifica la necesidad de información hasta el momento en que se toman decisiones con base a los datos que ayudamos a generar. Este espacio dedicado para destacar nuestro trabajo permitió que demostráramos al público las aplicaciones de Flow y Caddisfly y que ellos interactuaran directamente con los softwares.   

Temas destacados durante el Foro

Hubo dos temas que me llamaron la atención desde el primer día del foro: Se demandaba por un lado que los paneles tuvieran mayor audiencia de mujeres lo cual no se vio por ejemplo en la ceremonia de inauguración donde todos los involucrados fueron hombres, y por otra, que el agua dejará de ser una mercancía y que los estados sean los llamados a ser mejores gerentes del agua. Sobre este último asunto, cabe resaltar la declaración realizada por Jueces de diferentes países asistentes al Foro que sentaron jurisprudencia en justicia del agua con 10 principios fundamentales, de los cuales me gustaría destacar los siguientes aspectos:

  1. El agua es un bien de interés público y por esto mismo es sujeto de derechos, donde éste puede acceder a la justicia en materia del uso de su tierra y tener una función sostenible y ecológica de su propiedad. Y en los casos de contaminación, la declaración es muy clara para motivar a legisladores y juristas a nivel mundial “el contaminador del agua debe pagar, así como el usuario paga por el servicio domestico”.
  2. Sobre la resolución de disputas relacionadas con el agua y cuando exista incertidumbre sobre el agua y ecosistemas ante los tribunales, se debe resolver e interpretar leyes de manera que protejan y conserven mejor los recursos y ecosistemas.
  3. Por último, el buen gobierno del agua es parte de la prevención y precaución con la administración agua. Por esto es un asunto de interés público. 

Todo esto en el contexto de un consumo global de agua que está creciendo al doble cada 20 años, y que para el 2025, al menos dos tercios de la población mundial vivirá en zonas afectadas por estrés hídrico. Un antecedente para que nosotros y aquellos tomadores de decisiones a futuro, tengan claro que el agua debe ser limpia y hoy es un recurso limitado, donde cada año existe mayor demanda y pocas fuentes de agua dulce.

Hoy continuamos bajo la misma línea de la Resolución 64/292 (2010) de la Asamblea General de Naciones Unidas donde se reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, admitiendo el agua potable y el saneamiento como elementos esenciales para la realización de todos los derechos humanos. Si bien la Resolución instó a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, ayudar a la creación de capacidad y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en desarrollo, a proporcionar agua potable y servicios de saneamiento seguros, limpios, accesibles y asequibles para todos; actualmente la perspectiva sobre el agua busca pasar de ser un simple recurso hídrico a una elemento vital con perspectiva de derechos, sujeto de una justicia ética. Es posible que podamos mejorar en Latinoamérica la visión de cómo es nuestra relación con el agua y su entorno. Es una apuesta al cumplimiento de los ODS al 2030 que todos los países se comprometen a pesar que los huecos entre lo que hacemos y deberíamos estar haciendo es grande. Sobretodo cuando conocemos que la alta presión sobre los nacimientos, los desechos y agua sucias, son mayores que los recursos disponibles para consumo y uso de los seres humanos. 

Arriba: Ethel Mendez y Carlos Díaz en el Pabellón de Holanda presentando la alianza de Watershed.

Hay múltiples necesidades alrededor de la conservación de bosques, y por ende de las fuentes de agua. En todo este ecosistema, hay un balance por preservar. Hay reflexiones que giran alrededor de cómo el ser humano con su urbanización se siente por encima del medio ambiente, cuando debería pensar más que es parte del medio ambiente. Nuestro bienestar socioeconómico depende fuertemente de los entornos del agua casi hasta el punto donde el agua es un asunto de vida o muerte para futuras generaciones. Y es que, ¿cuál es el elemento que busca la humanidad en otros planetas dentro de una de tantas galaxias? Y antes de poder administrar y hacer buen uso de esta, nos vemos en el dilema de pensar que ¿Cómo entender algo, que no medimos adecuadamente? Si deseas saber mas de cómo medir datos en proyectos de desarrollo sostenible, contáctanos.

Carlos Díaz es Gerente de Programa para Akvo Americas. Puedes seguirlo en Twitter @pochodiaz.